El ácido hialurónico es un material de relleno reabsorbible el cual puede ser aplicado sobre arrugas  teniendo resultados casi inmediatos sobre ellas, o también puede ser aplicado en zonas que requieran un aumento de volumen tales como labios, pómulos o mentón. Muy útil en la corrección de los surcos nasogenianos (el va de la nariz hacia el borde de los labios). Se puede combinar su uso con la toxina botulínica del tipo A.

Ésta sustancia de relleno tiene la capacidad de retener agua con lo que además de corregir las arrugas de las zonas aplicadas, las hidrata y aumenta su elasticidad.

La aplicación del ácido hialurónico se realiza en el consultorio sin mayor preparación por parte del paciente (no maquillaje). El procedimiento dura aproximadamente 15 a 30 minutos.

Contraindicado en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como en pacientes con enfermedades autoinmunes o en zonas con procesos inflamatorios-infecciosos.

El tiempo aproximado de duración del efecto de volumen del ácido hialurónico va desde los 6 meses hasta el año. Se pueden repetir las aplicaciones de ácido hialurónico sin número máximo de sesiones.