Sirve para corregir aquellos brazos y muslos que tienen mucho volumen y la piel se encuentra muy flácida. Consiste en retirar el exceso de piel y grasa mediante unas incisiones a nivel de axila para brazos y a nivel de la ingle para muslos, con el fin de obtener  un mejor resultado, se acompaña de una liposucción de esas regiones de tal manera que mejore el aspecto estético de dichas zonas.