La liposucción, también conocida como lipoescultura, logra eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, incluyendo las mejillas y el cuello, los brazos, la porción lateral de las mamas, el abdomen, las nalgas, las caderas, los muslos, las rodillas.

La liposucción no es un tratamiento para perder de peso, sino contornear la figura retirando acúmulos localizados de grasa. Indicado en pacientes con peso normal o con sobrepeso.

El procedimiento se realiza mediante incisiones pequeñas a través de las cuales se introducen cánulas las cuales están conectadas a un sistema de vacío de manera que al movimiento de estas, producen succión de la grasa.

Ésta grasa extraída puede ser utilizada para realizar aumento de otras zonas del cuerpo (injerto de grasa) como por ejemplo la zona de los glúteos y muslos, mejorando aún más el contorno de la figura.

El tipo de anestesia varía dependiendo de las zonas a tratar, pudiendo ser usada anestesia local, regional o general.

11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23