La Reducción mamaria, o Mamoplastía de Reducción, no sólo mejora problemas estéticos sino también físicos debido a un exceso en el volumen de las mamas interfiere con muchas actividades y causa molestias a diferentes niveles, como los dolores a la espalda.

La técnica operatoria varía dependiendo del exceso de volumen, la flacidez de la piel y el grado de ptosis (caída) de las mamas. Las incisiones varían de acuerdo a la mejor técnica seleccionada para cada paciente. Se logra no sólo reducir el tamaño de los senos sino también darle forma estética y reposicionar el pezón en el lugar ideal. La cirugía puede ser realizada con anestesia regional mediante bloqueo nervioso, o con anestesia general.

09 10