La Toxina Botulínica Tipo A es el nombre genérico del comercialmente conocido Bótox, pero existen a disposición la misma toxina botulínica con otros nombres comerciales, las cuales tienen efectos similares y comparables.

Se puede aplicar en personas con arrugas ya establecidas (adultos) y presentes como en aquellas en las que se quiera evitar su aparición temprana (jóvenes) o progresión de arrugas leves a mayores (adultos jóvenes). Puede combinarse con la aplicación de ácido hialurónico.

La inyección de ésta toxina logra atenuar las arrugas de expresión, patas de gallo, arrugas de la frente y las del entrecejo, todas  producidas por el movimiento facial normal, produciendo una relajación de los músculos en las zonas que se inyectó.

La aplicación de toxina botulínica tipo A no requiere mayor preparación por parte del paciente (no maquillaje), se realiza en la consulta y dura aproximadamente.15 a 30 minutos. Los efectos empiezan a percibirse a los 2 días siendo más notorio a partir del 5to día.

Contraindicado en pacientes gestantes o en periodo de lactancia, personas con alergia a la proteína del huevo, y en pacientes con enfermedades neuromusculares.

El tiempo aproximado de duración del efecto de la toxina botulínica tipo A se mantiene constante hasta el cuarto mes luego va disminuyendo su eficacia poco a poco recuperando el tono muscular aproximadamente al sexto mes, momento en el que se puede realizar una nueva aplicación de la toxina.